Sitio Desarrollado por Viral Creation
Consejos para protegerlos del frio

Consejos para protegerlos del frio

Los niños pequeños son un grupo especialmente vulnerable a las bajas temperaturas. Su sistema inmunológico es más débil y son propensos a contraer fácilmente enfermedades como resfríos, gripes o en los casos más serios enfermedades bronquiales como la bronquitis, o más graves como la neumonía.

En estos días donde las temperaturas varían mucho, lo primero que hay que hacer es evitar que el bebé o el niño salga a la calle a las horas de máximo frío si no es necesario.

En caso de que tenga que hacerlo debemos abrigarlo muy bien. Esto no significa dejarlo como un peluche relleno sin posibilidad de movimiento, sino de elegir cuidadosamente la ropa. No es bueno que transpire, por lo que es preferible colocarle ropa a modo de capas que luego pueda quitarse cuando esté dentro de sitios con calefacción.

Gorro, guantes y bufanda, son imprescindibles, así como polerones con capuchas o chaquetas para protegerles del viento, especialmente del aire en los oídos. En cuanto al gorro, preferiblemente de algodón, para que no le provoque picazón y los guantes pueden ser mitones, en el caso de los bebés, o de algodón o lana para los niños más grandes.

En el coche de paseo se recomienda mantener accesorios como mantas de abrigo, saco de dormircubrepiés y las cubiertas para viento y/o lluvia. Otra opción, en este caso para llevar al bebé en brazos o con un portabebés, ya que generan calor tanto para la mamá como para el bebé.

La alimentación también es importante para aumentar las defensas en el invierno. Se recomienda incrementar las porciones de verduras y frutas en la dieta de los pequeños, especialmente de los cítricos ricos en vitaminas A y C como la naranja o mandarina.

No darles bebidas frías, ofrecerle en cambio caldos y bebidas calientes o agua y jugos naturales a temperatura ambiente.

En la medida de lo posible, debemos evitar exponer al niño a cambios bruscos de temperatura y evitar sitios cerrados demasiado concurridos o contaminados por humo.

Por último, se recomienda mantener la casa templada a una temperatura aproximada de 21 grados y utilizar un humidificador para así evitar la sequedad del ambiente.

Esperamos que estos consejos sean de gran ayuda para poder pasar este frio invierno.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
  Sítio-Web: (URL con http://)
* Comentario:
Escribir Código